107dIQ – Derroche de inteligencia random header image

TERRITORIO COMANCHE

noviembre 8th, 2008 by KEISUS · 1 comentario

 Cómo me gusta Reverte. Es el escritor más audaz de entre los que conozco. Es gracioso hasta cuando escribe sobre las cosas más duras de la vida. Y eso lo hace el tono.El tono de Reverte es tremendamente complicado de conseguir porque su gracia radica en la naturalidad y en la espontaneidad del que cuenta las cosas como son.

¡Qué lejos de otros escritores, artificiosos y rimbombantes, que quieren dejar patente que saben de Literatura. A Reverte eso no le hace falta. Además, se la traería bastante floja, creo yo.

“Territorio Comanche” se adentra en un mundillo de valientes. Es una crónica sore todos los guerreros de la actualidad -diría yo- cuya lucha -en las guerras de turno a las que acuden como enviados especiales- es conseguir la noticia, conseguir la imagen, conseguir la foto.

Está impecablemente bien escrito pero no puedo por menos que – por lo que me toca- hacer un pequeño comentario.

Recuerdo los momentos anteriores al comienzo de la guerra de Irak. La corresponsal en cuestión – no sé si era Ángela Rodicio o una que tal baila- hacía la entradilla de la noticia con un pañuelo rodeándole la cabeza y el cuello. Al cámara se le ocurrió la feliz idea de poner un filtro verde, ya saben, de ésos de visión nocturna, como el que aparecía en “El silencio de los corderos” cuando el asesino está a punto de matar a Clarice. Bueno, yo estaba viendo la noticia y no daba crédito. El pañuelo, el filtro verde, la música de chantatachán chantatachanchan de fondo y el tono grave de la periodista anunciando el comienzo de la guerra.

Son unos efectistas de mierda -pensé-. No hace falta poner filtro verde para emitir por la noche. No hace falta pañuelo en la cabeza para constatar que ella está en Irak. Con ver cómo caen las bombas nos lo creemos, de verdad. Tampoco hace falta la música de fondo para crear tensión.

Me parece absurdo intentar recrear la guerra de una manera tan burda para que los que están tranquilamente en sus casas sientan un poquito de angustia y -como mucho- se atraganten con la cena.

Porque yo me pregunto: ¿cambia algo las cosas el hecho de que digan en los informativos que hay una guerra en tal o cual sitio? Le gente dice: ¡Vaya, qué horrible!¡Qué horror!¡Pobre gente! ¡Quita eso! ¡Cambia de canal que me pongo malo!

¿Y qué significan todas esas palabras? NADA. No significan dada porque no saben a lo que se refieren. Cuando uno dice algo -por insignificante que sea- resulta imprescindible saber a lo que uno se refiere para que la cosa tenga sentido. Esto es pura lógica. Pero si uno dice ¡qué horrible! al ver una imágenes de guerra, no significa nada porque quien las dice no sabe realmente lo que es la guerra.

Y es triste que vivamos en una sociedad tan mediatizada. No digo que -hala- tengamos que irnos todos a Afganistán para saber lo que vale un peine y comprobar en las propias carnes de qué va el asunto. No. Pero ya les adelanto que a algunos cantamañanas no les vendría mal.

Y es que la profesión periodística es de buitres. De buitres a la caza de su presa. A ver quién se hace con la mirada más vacía, con los huesos más hundidos, con el alma más perdida.

Todos los días nos encontramos – se encuentran, que yo veo los informativos tres veces al año- con verdades reconstruidas en falacias para ser consumidas ipso facto por miles de espectadores ávidos de emoción.

¿Y no sería mejor -me pregunto yo- cultivar y hacer cultivar las propias experiencias de la vida para hacer ciudadanos más honestos y más felices en lugar de alimentar la iniquidad del ser humano?

Pasa una ambulancia: la gente mira. Hay un accidente: la gente se para. Hay un incendio a un lado de la calzada: los coches frenan para verlo mejor y se produce un atasco de tres pares de cojones.

Es terrible que las personas estemos hechas de esta calaña. Y yo me niego a formar parte de ese circo. Porque sé que no podría informar de nada, ni hacer una entradilla sabiendo que están acribillando a niños a balazos. Se me haría un nudo en la garganta. Seguro que -muchos de ellos- sí saben de lo que hablo yo.

Son buitres, sí, pero valientes.

Be Sociable, Share!

Tags: 4. Cultura · 4.2 Libros · 5. Opinión

1 response so far ↓

  • 1 n1K1Ta // nov 27, 2008 at 5:53 PM

    Esa es la naturaleza humana… cuánto se puede hacer en contra?
    Consume la gente TV basura porque es lo que hay o porque es lo que demandan? Emiten las cadenas programas basura porque no saben otra forma de llegar al público o porque realmente creen que es lo que interesa?

    La realidad es que todos tenemos una alternativa a la hora de elegir que ver cada noche. A la mañana siguiente cuando le llegan las estadisticas del share a un director de cualquier cadena de TV, los números cantan por si sólos. La basura se lleva la palma, y de oro!

    Entonces, por qué nos quejamos? Será que sólo se queja la minoría harta de tanta mierda?

    Y por cierto, coincido contigo, en los medios (no sólo TV) contra más sangre y más dramatismo mejor. Y da igual que sea un conflicto armado o la caida de las bolsas, lo importante es impactar, pero lo malo es que cada día se hace más difícil porque poco a poco no están inmunizando con tanto titular en formato publicitario.

    n1K1Ta

Deja tu huella.

Pon aquí las letras y números que ves en la imagen (requerido)